Bulimia y Anorexia

Hoy en día vivimos en una sociedad dónde aparecen enfermedades nuevas cada día, enfermedades que aumentan el número de afectados y entre ellas, unas de las más importantes para mí y que no se le da la importancia que merece pese a que los enfermos aumentan día a día son la bulimia y la anorexia.

Mucha gente juzga erróneamente a las personas que sufren esta enfermedad diciendo que se dan atracones, devuelven, se odian a ellos mismos, se atiborran a laxantes y demás prácticas porque quieren, pero psiquiatras, psicólogos y otros expertos resaltan el gran sufrimiento al que están sometidas estas personas.

Estas dos enfermedades pese a ser alimentarias tienen muchas diferencias, por un lado la bulimia se basa en atracones, en vómitos y demás prácticas mientras que la anorexia consiste en no ingerir alimentos o ingerir los mínimos posible, pero aunque tienen relación con la comida, estas enfermedades son psicológicas y pueden estar causadas por muchos factores cómo traumas, baja autoestima, complejos, el carácter, el ambiente familiar…

La sociedad en la que vivimos en lugar de ayudar a la gente que padece estas enfermedades, las juzga y es la culpable de que los casos de bulimia y anorexia vayan en aumento.

La importancia que se le da a la imagen física y el estereotipo de imagen marcado son leña para avivar estas enfermedades. Esto no quiere decir que el llevar una alimentación adecuada o cuidarse sea malo, al contrario, pero sí que hay que tener muy claro que la fisionomía, la masa corporal y la genética de cada uno influyen en el físico personal.

Es cierto, que algunas personas tienen más tendencia a caer en este agujero que otras o incluso a veces el enfermo quiere curarse pero no sabe cómo salir, no encuentra solución para ese infierno (cómo yo lo llamo) compuesto por llamadas de atención, lesiones, autodestrucción, auto infligiéndose daño e incluso en algunos casos, es tal la desesperación, que piensan o intentan suicidarse.

Me gustaría que cómo sociedad se reflexionara, que además de dejar de juzgar a estas personas, hay hospitales con personal poco capacitado para atender a estos enfermos y es habitual encontrar a personal sanitario tratando a estos enfermos cómo locos, cuando la realidad es que no están locos, únicamente enfermos, prueba de ellos es gente a la que conozco y forman parte de mi círculo de amistades que están muy preparados, tienen carreras universitarias y un valor humano increíble pero están metidos de lleno en esta enfermedad.

Por otro lado, pese a que son pocos, existen centros especializados en tratar dichas enfermedades que realizan su labor y cuando la persona alcanza una masa corporal adecuada los echan o incluso centros de día que en lugar de ayudarlos cuando tienen un momento de debilidad y realizan alguna acción equivocada los expulsan al no ser un ejemplo para el resto

¿Esa es la solución?

¿Si en hospitales no están preparados y los centros especializados sólo cumplen el expediente, dónde pueden acudir entonces?

Por mi experiencia, mis vivencias y en mi opinión, la verdadera cura es un buen terapeuta especializado y psiquiatras que sepan tratar a estas personas sin juzgarlas, valorándolas, enseñándolas a quererse, atacando al problema raíz y que sepan valorar los progresos reconociéndoles el esfuerzo que hacen para salir adelante luchando, porque salir se sale, pero hay que luchar, hay que apartar las piedras que te encuentras en el camino y al final siempre sale el sol.

Me gustaría transmitir mi apoyo a todas las personas que sufren esta enfermedad, y deciros, con el corazón en la mano que aquí estoy si necesitáis ánimos o hablar.

Para finalizar este artículo, destacar el papel de la familia y de los amigos de verdad cómo apoyo principal en esta lucha.

Se puede.

Iván Prieto
Iván Prieto
Hola, soy Iván Prieto, tengo 24 y soy un apasionado del mundo de la televisión en general (actualidad y corazón), de las fragancias, de mis amigos y de la vida en general. Estoy encantado de teneros por aquí y entusiasmado con saber vuestros comentarios, vuestras ideas y consejos. Bienvenidos a mi Blog Personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *