De Héroes a Villanos

El título de mi primer artículo, en mi página, podría llevar a una confusión lógica, “parece el título de algún libro o una historia de algún cómic” en la que de repente, el héroe, ese al que todos apoyan y aclaman para que siga con su lucha por la verdad, de forma brutal, se convierte en villano debido a los varapalos de la vida. O dicho de otra manera, “le quitan la máscara y descubren su verdadero yo, su verdadero fondo” y no precisamente por los varapalos de la vida, más bien por la gestión de las fuerzas de seguridad y juzgados que, investigan, sigilosamente, hasta tener las pruebas suficientes como para que, de la noche a la mañana, salte un caso a todos los medios y lo cataloguen como “ESTAFA MULTITUDINARIA”.

Mi nombre es Iván y, a un paso de cumplir mis 24 años, a pesar de las vicisitudes y de la precariedad de oportunidades por las que pasamos los jóvenes de mi generación, en nuestro país, me considero un luchador nato, nada que ver con los héroes a los que hacía referencia en mi primer párrafo. Un luchador que deshecha de forma sistemática la imposibilidad de poder hacer y salir adelante. En algún momento, dentro de un tiempo, os hablaré de mí, por el momento lo dejo aquí, ahora voy al meollo de la cuestión, a los “Villanos disfrazados de Héroes”.

Voy a empezar éste bloque hablando de mi indignación, de la rabia que siento en estos momentos, viendo cómo de forma reiterada se habla del “caso Nadia”, cuando se hace referencia a estafas por enfermedad. Caso “Nadia”. Me indigna especialmente porque yo he conocido a Nadia, yo he ayudado a sus padres a vivir como reyes mientras las personas que creímos en ellos, llorábamos por sentirnos impotentes al no poder hacer más por salvar a la niña, me considero un estafado MAYOR en ese asunto pero, al mismo tiempo, siento que no se está siendo objetivo al utilizar de forma tan alegre el nombre de una menor que ha sido VÍCTIMA de la jeta de sus padres. No voy a hablar de la niña a la que quiero y RESPETO y, a la que tuve la gran suerte de conocer y compartir muchas horas con ella y sus padres.  Estoy demasiado indignado como para ser objetivo, hoy navegando por la red me he encontrado con éste titular…me ha dado tanta pena, tanto asco, me he sentido tan impotente que tan solo se me ocurre soltar cuatro barbaridades so pena de que se pudiesen tomar represalias contra mí, cosa que no sería justa después de todo lo que he intentado hacer y de mi involucración con varias causas, a pesar de que me he llevado un gran varapalo con el tema Blanco/Garau.

Y hoy me encuentro con esto señores…con el “NADIO DE VALENCIA”, recordar a todos que la pequeña, hija de Fernando Blanco y Marga Garau NO ES UNA ESTAFADORA, es la víctima más vulnerable que existe en todas estas historias, no solo ha sido víctima de sus padres, ahora también lo es de los medios que, bajo mi punto de vista, utilizan su nombre de forma grotesca utilizando el nombre de la pequeña sin remordimientos y sin pensar en las consecuencias de ello.

Me gustaría parar esto desgraciadamente no soy familiar de la niña ni tengo una carrera de derecho para poder impedir que, de forma sistemática, insisto, se esté vulnerando la imagen y privacidad de Nadia. Yo me pregunto… ¿Alguien se ha parado a pensar el daño moral que han hecho los “Blanco/Garau” a su propia hija? ¿Nadie se da cuenta de que la niña está siendo vapuleada de forma constante utilizando su nombre? ¿Alguien va a parar esto de una vez?

¿Quién cuida de la integridad de la niña? BASTA YA SEÑORES, ¡¡BASTA YA!!

nadio - el hombre de los 2000 tumores
Iván Prieto
Iván Prieto
Hola, soy Iván Prieto, tengo 24 y soy un apasionado del mundo de la televisión en general (actualidad y corazón), de las fragancias, de mis amigos y de la vida en general. Estoy encantado de teneros por aquí y entusiasmado con saber vuestros comentarios, vuestras ideas y consejos. Bienvenidos a mi Blog Personal

1 Comment

  1. Sol dice:

    La pena de todo ésto es que si la gente antes era muy reticente en éste asunto, ahora no se lo creerán y pagan justos por pecadores. ! Qué lástima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *